La principal aplicación de este producto es su uso como mamperlán en escaleras. En este aspecto, las ventajas que representa este producto son las siguientes:

  • • Facilidad y rapidez en la colocación por tratarse de una pieza única del mismo ancho que la escalera.
  • • Puede colocarse acompañando a cualquier otro material, sea cerámico o no. Además, con independencia del grosor que tenga el material al que acompaña.
  • • Aporta resistencia y seguridad al peldaño, sirviendo, a su vez, de señalización del final del peldaño.
  • • Se puede colocar indistintamente en espacios de interior o exterior, su acabado esmaltado hace que sea un producto resistente a las manchas y fácil de limpiar a la vez que es antideslizante.
  • • El ala horizontal de este producto es más ancha para asentar mejor sobre la huella del peldaño y está provista en su base inferior de cola de milano, lo que facilita el agarre de la pieza al mortero.
  • • Siendo una pieza de cuerpo único, se evita que, por el uso, llegue a despegarse o despegarse del escalón la zona más transitada, como ocurre con otras soluciones de formatos más pequeños.

Otras utilidades para las que este producto está recomendado:

  • Vierteaguas de ventana - de una única pieza del mismo ancho de la ventana, sirve de vierteaguas pues su ala vertical está rematada con un rebaje interior que hace que el agua gotee directamente al suelo y evita que llegue hasta la pared.
  • Terrazas en altura y balcones - Aprovechando la característica antes descrita que hace que esta pieza actúe perfectamente de vierteaguas, se puede utilizar esta pieza como solución perimetral que sirve de terminación en terrazas en altura.
  • Muros y columnas de anchos especiales - cuando nos encontramos con muros y columnas que no se adaptan a las medidas estándar de los pasamanos, se puede hacer un revestimiento de la parte superior en la que se coloquen estas piezas como remate de los cantos.