Se trata de la Finca La Peraleda, ubicada en Chillón (Ciudad Real) y convertida en un lugar de convenciones y celebraciones. Sus exteriores están cubiertos con cerámica de Gres de La Mancha, tanto pavimentos como fachadas.

En lo que respecta al pavimento, han elegido nuestro clásico Rodamanto, de color cuero, para los suelos que rodean a los edificios originales de la finca con un resultado más rustico y acorde con la arquitectura de la zona.

La finca ha sido ampliada con edificios nuevos de líneas rectas que han revestido con placas cerámicas para fachada ventilada Favemanc. Los tonos elegidos han sido rojos y negros con acabado efecto piedra que aportan una estética moderna y con acabados naturales. 

Los exteriores de los nuevos edificios han sido pavimentados con baldosas de gres extrusionado de Gresmanc en formato 30x60 cm y nuestro color Tajo. Esta colección de baldosas también presenta un acabado con efecto natural que encaja a la perfección con el entorno.

Este es un ejemplo de que con la cerámica se puede conseguir la estética deseada en cualquier entorno y además obtener las cualidades físicas necesarias de calidad y resistencia para espacios de exterior expuestos al alto tránsito y las inclemencias meteorológicas.